Plaza Barón de Cortes, s/n, Mercado de Ruzafa (interior 2ª planta) | 46006 Valencia   963 73 71 09
InicioNoticiasComunicados de prensaRecomendaciones ante la compra de disfraces en Carnaval

Recomendaciones ante la compra de disfraces en Carnaval

Recomendaciones ante la compra de disfraces en Carnaval

La Unión de Consumidores recomienda un consumo sostenible y responsable

La Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana con motivo de la próxima celebración de los carnavales que tendrá lugar entre el 8 y el 13 de febrero, ha realizado un estudio sobre los precios de los disfraces de carnavales. Por lo tanto, en estas fechas los consumidores ya están preparándose para su celebración con la compra de disfraces, maquillajes, etc.  Esta fiesta cada vez está más extendida a otros ámbitos, además de las organizadas por determinados municipios, hay que añadir las actividades que preparan colegios, asociaciones festivas entre otros colectivos.

En las webs de tiendas de disfraces se ofertan diferentes modelos para la celebración de carnavales, junto con los complementos y accesorios necesarios. La Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana ha comprobadolas diferentes opciones de las que disponen los consumidores, y existe un amplio abanico de precios que especialmente depende del tipo de tela, complejidad de confección y popularidad del personaje. Este año los disfraces más novedosos están relacionados con los de la película Barbie, cuyos precios oscilan entre los 27€ hasta los 73€, Oppenheimer alrededor de 66€ y Napoleón entre 38€ y 99€. Continúan siendo habituales optar por el disfraz de Reina Isabel II entre 30€ y 42€, el de Emoji, unos 25€, Pokemon Charizard alrededor de 34€ o el disfraz de Miércoles de la Familia Adams entre 20€ y 32€.

A estos precios hay que añadir los complementos como pelucas, maquillaje, y otros accesorios que, aunque están en la imagen no están incluidos en el precio. Y aunque esta información suele indicarse en letra pequeña, desde la Unión de Consumidores considera necesario que esta información aparezca con mayor claridad para no inducir a error al consumidor. Por lo tanto, sería conveniente que el precio del producto se correspondiera con la vestimenta y complementos que aparecen en la imagen del disfraz que visualiza el consumidor, sin perjuicio de que exista un mayor detalle al seleccionar el disfraz elegido.

Por otro lado, la Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana considera que es importante que la ciudadanía valore la posibilidad de realizar los propios disfraces, o reutilizar los de años anteriores, planteándoselo como una actividad a desarrollar en familia, sobre todo en el caso de los niños. Si elegimos estas opciones, además de ser más divertido y económico, estaremos fomentando un consumo responsable y sostenible.

Hay que recordar que los disfraces para menores de 14 años se consideran juguetes y, entre otras cuestiones, deben tener la marca CE que garantice que los tejidos tienen una combustión lenta o advertir la existencia de piezas pequeñas o peligrosas que puedan ocasionar riesgo de asfixia. En los disfraces para adultos deben cumplir el etiquetado de las prendas textiles, indicando nombre, dirección y el NIF del fabricante, comerciante o importador, número de registro industrial en el caso de prendas fabricadas en España y composición del producto.

Vicente Inglada, secretario de la Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana apuesta por un carnaval sostenible y un consumo responsable, bien utilizando disfraces de otros años o bien elaborando nuestro propio disfraz. No obstante, y si finalmente optamos por comprarlo siempre seguir las recomendaciones de las asociaciones de consumidores.

Decálogo de la Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana en la compra de disfraces

  • Elegir con antelación el disfraz de forma que nos permita poder comparar los precios entre diferentes establecimientos o poder elaborarlo nosotros mismos.
  • En la elección del disfraz evitar los roles de género y los estereotipos en sus diseños especialmente cuando los destinatarios son menores.
  • Los disfraces siempre deben cumplir el etiquetado de las prendas textiles, indicando nombre, dirección y el NIF del fabricante, comerciante o importador, número de registro industrial en el caso de prendas fabricadas en España y composición del producto.
  • En el etiquetado de los disfraces para niños deberá figurar la marca CE, además de aportar información como: la edad recomendada, las advertencias de utilización y los datos de identificación del fabricante o responsable del producto. Así mismo, el etiquetado debe estar en español.
  • Si van a utilizarse máscaras, caretas y similares debe tenerse en cuenta la edad de la persona que va a usarla. Es fundamental comprobar que los orificios (ojos, nariz, boca) tengan la adecuada apertura y tamaño para evitar riesgos de asfixia. Es importante también que estén hechas con materiales no inflamables.
  • El maquillaje debe indicar la caducidad y componentes para evitar alergias (proteger la piel con una capa de crema hidratante y el maquille encima). Es recomendable no usar estos productos en menores de 3 años.
  • En cuanto a las pelucas, debemos cuidar que estén elaboradas con materiales resistentes al fuego.
  • En el caso de las lentillas de fantasía, siempre acudir a establecimientos profesionales.
  • El establecimiento no tiene la obligación de aceptar cambios si el producto está en perfecto estado. Hay que informarse antes sobre la política de cambios. Recuerda que si la compra es online dispones de 14 días para la devolución
  • Solicitar siempre y conservar las facturas o tiques de compra, puesto que son la garantía y pueden necesitarse en caso de reclamación.

Compartir con: